SEGÚN LA OIEA

Ucrania y Rusia están dispuestas a trabajar en pos de la seguridad nuclear

El titular del Organismo Internacional de la Energía Atómica dijo que las reuniones con los cancilleres de las dos partes en pugna fueron “fructíferas, pero no fáciles”.

Fuente: Télam

Ucrania y Rusia están “dispuestas” a trabajar en coordinación con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) para garantizar la seguridad de las instalaciones nucleares comprometidas por la guerra entre ambas naciones, afirmó este jueves el presidente de la organización, el argentino Rafael Grossi.

“Las dos partes están dispuestas a trabajar y discutir con el OIEA”, dijo Grossi periodistas en Viena, donde tiene su sede el organismo, tras conversar este jueves por separado en Antalya, Turquía, con los cancillereres ucraniano, Dmitri Kuleba, y ruso, Serguei Lavrov.

Grossi dijo que las reuniones con los cancilleres de las dos partes en pugna fueron “fructíferas, pero no fáciles”, según la agencia de noticias AFP.

Los encuentros de Grossi con Kuleba y Lavrov ocurrieron después de que Ucrania informara al OIEA que perdió la comunicación con la central nuclear de Chernobil, ocupada por las tropas rusas desde los primeros días de la invasión.

El director del OIEA advirtió que la situación sobre el terreno era “terrible”, con incidentes cada vez más frecuentes, lo que volvía urgente “un marco común para reforzar la seguridad de las instalaciones nucleares” de Ucrania, que dispone de 15 reactores y varios depósitos de residuos.

Kiev reportó que el miércoles se cortó el suministro de electricidad en Chernobil y Grossi dijo que el OIEA tenía “conocimiento” de que “se habría restablecido e intentaba confirmarlo”.

El diplomático argentino manifestó su “alarma ante las condiciones de trabajo que se degradan” para los más de 200 empleados de Chernobil que permanecen desde hace dos semanas en la planta ocupada por las fuerzas rusas, sin poder ser relevados.

“A este estrés se añade la pérdida total de contacto” con el exterior, subrayó, debido a que no pueden n siquiera comunicarse por correo electrónico con el OIEA.

Otra central ocupada por los rusos, Zaporiyia, la más grande de Europa, fue blanco de disparos de artillería el viernes pasado que causaron un incendio e hicieron temer una catástrofe.

“Actualmente no es posible entregar las piezas de recambio necesarias” ni “proceder a las reparaciones previstas”, señaló el OIEA, que el miércoles alertó sobre la “repentina interrupción de las transmisiones de datos desde esa planta”.

Seguir Leyendo :
Mundo
Más Leídas
Menú