La política es para los audaces
NOTA DE OPINIÓN

La política es para los audaces

Fuente : juninnews
Escribe Damián Itoiz.

Corría el año 2000 y había internas en el radicalismo. Yo hacía poco que me había recibido de abogado y estaba de vuelta en Junín trabajando en el estudio de mis tíos y mi padre.
Mario quien había sido un constructor protagónico del espacio político que representaba en el radicalismo de Junín nuestra familia se había distanciado de nosotros. Su mujer Laura, nuestra querida Laura, aun en esas circunstancias seguía siendo una abogada de nuestro estudio.

En esa interna hubo tres listas, la del intendente del momento Abel Miguel, que encabezaba mi amigo Lisandro Benito, la de Mario Meoni, en ese tiempo diputado provincial, que encabezaba otro amigo y unos de mis guías en la vida política Pepe Pelagagge y la otra de nuestro Ateneo Illia que encabezaba yo, tenía 24 años.
Fuimos a esa interna divididos en tres facciones del radicalismo y los resultados no me favorecieron. Lisandro gano con 1100 votos, después llego en el segundo lugar Pepe con 960 y yo quede en el tercero con 911. La democracia interna de los partidos es sabia. No era mi tiempo.

Al lunes siguiente de ese Domingo nos juntamos con Mario en ese café que estaba en Calle Arias y en ese tiempo se llamaba Daikiri. Él se había distanciado de mi padre, con quien habían transitado más de dos décadas de política en común, yo compartía mis días primeros de abogado en nuestro estudio con su mujer. Allí hicimos un acuerdo político y humano. Me dijo juntos ganamos y si ganamos vamos a hacer mejor a nuestra ciudad, te propongo que me acompañes en mi candidatura a Intendente y yo te ofrezco la Secretaria de Gobierno. Les juro que me dio miedo, no me sentí capaz y se lo dije y él me dijo Dami confió en vos, la política es para los audaces.
Y así fue, nos unimos, trabajamos mucho, creamos un lugar que llamamos Espacio Abierto, formamos cuadros y a los dos años ganamos interna Radical y después conseguimos la Intendencia de Junín. Él fue Intendente y yo Secretario de Gobierno. Éramos jóvenes éltenía 36y yo 26.

Durante diez años fui su Secretario de Gobierno y de Seguridad, secretaria esta última que no existía en ningún Municipio de la provincia y la creamos nosotros, luego su Secretario General y después Presidente de Grupo Junín, esto último en momentos muy críticos y con consecuencias muy difíciles para mí en términos personales, pero que por su decisión política y mis convicciones generamos hitos importantísimos para los Juninenses, inventamos el servicio de internet de wifi por antena dando servicio a todas las instituciones públicas de la ciudad y a los barrios donde las grandes empresa no llegaban, y conectamos el gas natural a más de 1500 familias de Junín con una prohibición del Enargas de no hacerlo en favor del monopolio de la distribución de gas de empresas multinacionales. Lo hicimos igual, fue su decisión política y lo seguí, todavía estoy pagando cargos económicos por esa decisión, pero no me arrepiento. Hoy más de cinco mil juninenses tienen gas natural en sus casas por esas decisiones.

Después, por cuestiones de la política nos separamos en el camino de la militancia, pero nunca en el camino de la amistad. Hace un par de años nos habíamos reencontrado, hablábamos seguido y hasta tuvimos algunas gestiones políticas en común que hoy ya no vienen al caso.

Mario Meoni fue el político más importante de la historia de Junín. Sus mandatos de Intendente que tuve el honor de acompañar lo demuestran. Nuestra ciudad fue una antes y otra después de los gobiernos de Mario y lamentablemente después que el dejo la intendencia volvió a ser esa de antes.

Un político natural, de una inteligencia que asombraba, humilde ante la mejor opinión, rígido ante la estupidez. Tenía el tamaño del hombre inteligente que si lo convences de que está equivocado cambia de parecer inmediatamente. Inteligencia superior, dotado del carisma necesario para trascender.

El amor a su familia fue un norte en su vida, salíamos por gestiones a las seis o las siete de la mañana para Buenos Aires o La Plata y por más tarde que termináramos siempre volvíamos. Quería dormir con Laura y los mellizos, eso yo lo he vivido en cientos de ocasiones, con Luciano varias veces le decíamos durmamos en Buenos Aires, pero él no quería.

Con él y por el logramos la reconstrucción del Autódromo, la remodelación de Sáenz Peña, 502 viviendas para Juninenses, la Feria del Libro, el Festival de Tango, el Centro de Piscicultura, la Unnoba en Junín, las Cámaras de Seguridad, La Comisaria de la Mujer, las Fiscalías Provinciales, que el Juzgado Federal no se dividiera, la obra de Mar chiquita y Gómez, la Omic, los barrios de las Cooperativas, más de 5000 cuadras de asfalto y cordón cuneta, cloacas y agua corriente para todo el ejido urbano, el Parque Natural Laguna de Gómez, la Fiesta de la Primavera, el Parque Industrial, la PolicíaComunal, Abuelos Conectados, la elección directa de los Delegados Municipales, la Agencia de Desarrollo, el Juzgado de Ejecución de Faltas, el reasfaltado de 6000 cuadras de la ciudad, la planta de bombeo de agua corriente, la tercera Planta de Gas, la Dirección de Atención a la Victima, el alumbrado de la Avenida Circunvalación etc. Todas gestiones de él, todas gracias a su obsecuente amor por Junín. Como corolario nos deja ya en ejecución el Puente Bajo Nivel de Rivadavia y la nueva Terminal de ómnibus.

El día que firmamos el contrato para que viniera el Indio Solari a Junín y dejamos colocada a nuestra ciudad en el radar nacional para siempre, veníamos en el auto los dos desde la Plata, en esa ocasión manejaba Luciano y yo con algo de miedo le dije ¿Mario estas seguro de que lo podemos hacer? Y él me dijo, confió en vos y en la gente de nuestro Municipio y además Damián, la política es para los audaces, segunda vez que me lo dijo.

Ahora después de este trágico suceso comprendo cabalmente su lección. La audacia es el atributo de las personas distintas, no es la inconciencia del que decide todo sin pensar, él no era de esos tipos, era de los que sabía que había que jugársela tomar decisiones, sabiendo que esas decisiones van a modificar la vida de los otros. Ese era Mario un audaz en el mejor sentido de la palabra, un hombre de huevos, que desde el llano, pobre y sin futuro se convirtió en el hombre más importante de la historia política de Junín.

Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    98%
    39 votos
  • No me gusta
    3%
    1 votos
  • Me da lo mismo
    0%
    0 votos
Aún no expresó su opinión?
Comente las noticias, intercambie opiniones con otros lectores y lectoras, enriquezca el debate.
Sobre los comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario con calumnias, injurias u otros delitos sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Esta noticia aún no tiene comentarios

Dejar un comentario