La Escuela Secundaria comenzó el ciclo 2022

La UNNOBA inició el ciclo lectivo del 2022 de la Escuela Presidente Domingo Faustino Sarmiento en un acto que tuvo en las palabras de alumnos y del rector un denominador común: la posibilidad concreta de ir recuperando la presencialidad plena en las aulas y los beneficios que implica para toda la comunidad educativa, desde las herramientas que brinda en el proceso de aprendizaje hasta la sociabilización.

El rector comenzó su discurso con un agradecimiento a la excoordinadora de la secundaria Juliana D’Andrea por su trabajo desde los inicios de la escuela, después saludó especialmente a los ingresantes y recordó que el acto se da en el marco de los 20 años de vida de la UNNOBA, período del que destacó particularmente la creación de la escuela secundaria.

“Cuando comenzamos nadie imaginaba que íbamos a tener atravesar una pandemia que no tiene antecedentes en la sociedad actual, ya que dejó afuera de las aulas a 1570 millones de alumnos en todo el mundo”, afirmó.

Tamarit recordó que esta situación requirió de una rápida respuesta y se mostró orgulloso por el esfuerzo de la comunidad de la UNNOBA en ese período, pero al mismo tiempo señaló los límites de la educación mediada por tecnologías. “El conjunto de la sociedad no estaba preparado para una educación a distancia porque no tenemos infraestructura ni elementos indispensables que se requieren. Las respuestas que nos demandaba esta situación se sumaban a las respuestas que nos requerían antes”, planteó.

Habló de la prioridad de restituir lo que no se pudo hacer en tiempos de pandemia: “Si bien dimos una respuesta adecuada, no podemos tirar bajo la alfombra lo que no pudimos hacer. Antes de la pandemia la mitad de los estudiantes en edad escolar no estaba en las aulas. Y lo que es más grave aun: del 50% que egresaba, el 70% no resolvía ejercicios simples de matemáticas. Además, el 50 por ciento de los que graduados no tenía buena comprensión lectora”.

Tamarit consideró que, a 20 años del nacimiento de la UNNOBA, es necesario establecer un nuevo contrato educativo, para lo cual hay que conversar con los padres, los alumnos, los docentes, no docentes y la sociedad en su conjunto: “Hay que establecer cómo vamos a llevar adelante este esfuerzo”.

En ese marco enumeró parte del trabajo que se viene, como medir procesos de aprendizaje, capacitar a toda la comunidad educativa y garantizar el acceso de los que menos posibilidades tienen. “Tenemos que trabajar también en la medición de los efectos socioemocionales para conocer cómo ha impactado en todos nosotros durante la pandemia. Así también medir la tasa de escolarización de acuerdo a los aprendizajes, ya que con la obligatoriedad no alcanza”, destacó a modo de ejemplo.

“La sociedad que viene es más compleja, más desafiante pero mejor que la que nos tocó a nosotros, para eso vamos a prepararnos también. Vamos a aprovechar toda la potencialidad de la presencialidad y agregar la educación a distancia como herramienta, pero con preparación y no como salida de una emergencia”, añadió.

El rector de la UNNOBA cerró su discurso de la misma manera que lo hace cada vez que habla en un acto en la secundaria: “Les hago a los estudiantes mis tres recomendaciones de siempre: estudiar, estudiar y estudiar”.

Durante el acto alumnos de diferentes años entregaron un presente a la profesora D’Andrea. Entre las autoridades estaba el nuevo coordinador de la Escuela Secundaria de la Universidad, Fernando Balbi.

También se proyectó un video que tenía como protagonistas a estudiantes de la secundarias que relataban la cotidianeidad en tiempos de presencialidad y después habló Pablo Toledo en representación de los alumnos, quien le dio la bienvenida a los ingresantes y les recordó que, ante cualquier dificultad o duda, pueden consultar a los alumnos de segundo a quinto año.

A su vez, subieron al escenario el profesor de música Matías Otegui y un grupo de alumnos para compartir una nueva versión del himno nacional.

Seguir Leyendo :
Locales
Más Leídas
Menú