TERCER JUICIO POR EL CRIMEN

Horacio García Belsunce afirmó que el abogado de Pachelo le dijo: «Es capaz de bajarle el cargador»

En una nueva jornada, en la que también brindarán su testimonio María Laura García Belsunce y dos peritos psicólogas, el hermano de la víctima relató que uno de los defensores en este juicio, Roberto Ribas, describió al principal sospechoso como «un malandra, un pibe bravo, complicado».

Fuente: Télam

Horacio García Belsunce, el hermano de María Marta García Belsunce, la socióloga asesinada hace casi 20 años en el country Carmel de Pilar, aseguró este viernes estar convencido de que Nicolás Pachelo fue el asesino y al declarar en el juicio contó que el abogado del principal imputado le dijo que su cliente era capaz de haberle bajado «el cargador entero» a su hermana, cuando se supo que la muerte había sido un asesinato.

Además, apuntó contra la labor del primer fiscal de la causa, Diego Molina Pico, a quien calificó como «un estúpido, un sinvergüenza, un gran hijo de puta» y «el gran encubridor» del asesinato.

La definición más categórica del abogado y periodista contra el principal imputado de este juicio, la dijo tras su declaración, en la puerta de los tribunales de San Isidro, cuando consultado por la prensa respecto a si estaba convencido de que Pachelo (46) fue el asesino de su hermana, contestó: «Sí».

Vestido de traje marrón cuadrillé, bufanda al tono, camisa celeste y corbata verde, Horacio ingresó pasadas las 11.30 a la sala del entrepiso de los tribunales de San Isidro y lo primero que hizo cuando los fiscales le preguntaron por su hermana, fue mencionar su nombre y hacer una pausa.

«María Marta… En primer lugar, quiero decir al tribunal que este no es un día cualquiera, que estuve casi 20 años esperando que llegue este día para poder decir todo lo que tengo que decir y para que el asesinato de mi hermana no quede impune», dijo Horacio ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.

«Se la extraña mucho, pero sé que ella está ahora conmigo», agregó sentado en la misma sala donde hace 11 años fue condenado, aunque ahora declarando como testigo.

García Belsunce recordó que la primera vez que tomó conocimiento de Pachelo fue cuando su hermana le mencionó que ella creía que ese vecino le había secuestrado a su mascota, el perro labrador «Tom».

El hermano de la víctima contó que cuando el 2 de diciembre de 2002 se supo por la autopsia que a su hermana la habían asesinado de seis disparos, «vuelve a salir el nombre del vecino incómodo, molesto y delincuentón de Pachelo».

Explicó que en esa época era «amigo» de Roberto Ribas, si por amigo se entiende que con él solía «jugar golf, tomar un cafecito en tribunales e ir a comer a su casa», y cuando alguien le dijo que el penalista era el abogado de Pachelo le pidió una reunión.

«Nos encontramos y sin que yo le hubiera dicho nada, me dice: ‘Ahí hay un malandra del que yo soy abogado, Pachelo, un pibe bravo, complicado’», relató el hermano de la víctima.

«Me preguntó ‘¿cuántos tiros tiene María Marta?’. Le digo cinco y el ‘pituto’ (por la bala que rebotó en el cráneo de la víctima, quedó en la escena y fue descartada por un inodoro). Y me dice: ‘Le podría haber bajado el cargador entero porque es capaz. Es muy raro porque no me llamó. Cualquier cosa que yo sepa te llamo’, y terminó la reunión».

Tras ese encuentro, García Belsunce aseguró que se reunió con el fiscal Molina Pico, a quien le aportó información sobre Pachelo y de lo que hizo el ahora imputado «antes, durante y después» de ese día dentro de Carmel.

«Vaya a saber dónde carajo se lo llevó (Molina Pico), no lo sé. Siempre sostuvimos que se tenía que investigar esa línea», sostuvo.

El hermano de María Marta García Belsunce aseguró que durante 20 años siempre hubo una sola versión y que, en cambio, Pachelo dio varias como que nunca estuvo en esa hora en el Carmel o que se fue a comprar un juguete a un shopping de Capital Federal, cuando las pericias en las antenas de su celular dieron que estaba en Pilar y que tres chicos se lo cruzaron corriendo en dirección a la casa de su hermana.

«Los fotogramas de una cámara de seguridad lo ven 18.59», dijo sobre el horario en el que el acusado abandonó Carmel el día del crimen, y mencionó a «los tres chicos que lo cruzan a Pachelo trotando».

«Uno de ellos siguió en dirección a la casa de María Marta, a quien ve llegando en bicicleta. Fue la última persona que la vio con vida», señaló.

El testigo apuntó directamente a la investigación llevada adelante por Molina Pico, y opinó: «Ante la posibilidad de la pérdida de su carrera dijo que la familia lo engañó».

«Pone como asesino a (Carlos) Carrascosa, los encubridores la familia y empieza a armar el plexo probatorio para lograr su objetivo. Molina Pico es el gran encubridor de este asesinato», sentenció.

Los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González convocaron para este viernes a cuatro testigos para sumar pruebas contra los acusados. La 11° audiencia del debate se inició con la declaración de una perito psicóloga, Patricia Ferreyra, quien analizó a Pachelo en el marco de la causa penal de Capital Federal por la que en 2005 terminó condenado por una serie de robos en casas de amigos y conocidos.

La especialista indicó que luego de una serie de estudios que realizó, «Pachelo reaccionó con palabras intimidatorias, amenazantes y que sostuvo a largo de la evaluación».

La abogada de Pachelo, Raquel Pérez Iglesias, pidió un cuarto intermedio que le permitiera leer la pericia, por lo que se demoró el inicio del testimonio.

Iglesias reiteró su queja de que la fiscalía no adelanta quiénes son los testigos de cada jornada y aseguró: «Está jugando a las escondidas», a lo que el fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, respondió que desde el inicio del juicio se conoce la nómina de las personas que brindarán testimonio de la parte acusadora.

EL LISTADO QUE ANALIZÓ NICOLÁS PACHELO ANTES DE LA AUDIENCIA
Nicolás Pachelo, principal acusado del crimen de María Marta García Belsunce, analizó un escrito con cuatro puntos previo al inicio de una nueva jornada del tercer juicio por el crimen de la socióloga.

El escrito, al que accedió Télam a partir de una de las fotografías tomadas antes del inicio de la jornada por un reportero gráfico de esta agencia, lleva el título de “Posibilidad de extinción de la acción penal por prescripción” y tenía señalados los siguientes cuatro ítems:

• Hecho vinculado al perro labrador “Tom”, “desaparecido” en el año 2001/2002, por el que se habría pedido rescate o recompensa y por el cual no existiría sumario policial por denuncia penal.

• Amenazas o actos intimidatorios en contra de Nora (…) de Taylor y el Dr. Juan Pablo Vigliero en la localidad de Pilar, al (ilegible) UFI, en la vía pública. Año 2003/2004.

• Hecho denunciado por Mariano Alberto Maggi contra N (ilegible) por amenaza y daño en la IPP N° 94.514 en la UFI 7.

• Presunta sustracción del cofre de la tesorería (ilegible) cuya desaparición se habría detectado en el 2002 (ilegible) por MMGB, y por el cual se habría iniciado la (ilegible) Pilar.

Los cuatro puntos hacen referencia a temas que ya fueron tratados en las audiencias previas de este debate o a declaraciones de los testigos que ya depusieron ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.

Esta tarde se aguardaba también la declaración de otra hermana de María Marta, María Laura García Belsunce, quien actúa en la causa como particular damnificada, al igual que el viudo Carrascosa.

La cuarta testigo del día será otra perito psicóloga que analizó a Pachelo en esa causa penal de Capital Federal en un informe que concluyó que el imputado presentaba un «trastorno psicopático de personalidad».

En la jornada del miércoles, Leyla Keller, expareja del abogado y periodista y excuñada de María Marta García Belsunce, apuntó contra Pachelo al afirmar que le tenían «pánico» y asegurar que el asesino estaba dentro de country Carmel de Pilar y «no fue el viudo Carlos Carrascosa».

«Es una cosa increíble que después de 20 años el crimen esté impune después de dos juicios. Tengo ataques de pánico, terror, angustia, no entiendo. Les pido por favor que si este juicio sirve para algo, hagan algo, no permitan que siga impune»
Leyla Keller, excuñada de María Marta García Belsunce

Keller declaró ante el Tribunal Oral en lo Criminal 4 de San Isidro y centró su testimonio en la figura Pachelo.

«El asesino de María Marta estaba dentro de Carmel y no fue Carlos Carrascosa. Es la justicia la encargada de reparar el daño en memoria de María Marta García Belsunce, está en sus manos», les dijo Keller a los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin.

«Es una cosa increíble que después de 20 años el crimen esté impune después de dos juicios. Tengo ataques de pánico, terror, angustia, no entiendo. Les pido por favor que si este juicio sirve para algo, hagan algo, no permitan que siga impune», remarcó Keller.

En este tercer debate que se lleva adelante por el crimen la fiscalía apunta a demostrar que Pachelo mató de seis balazos en la cabeza a María Marta García Belsunce cuando lo sorprendió robando en su casa el 27 de octubre de 2002, y con la colaboración de los exvigiladores Norberto Glennon (57) y José Ortiz (45), también imputados en este debate.

LA HERMANA DE MARÍA MARTA DIJO QUE FUE AMENAZADA DOS VECES POR PACHELO
La hermana mayor de María Marta García Belsunce aseguró en su declaración en el juicio por el crimen de la socióloga que Nicolás Pachelo la amenazó en dos oportunidades y pidió que «esté preso» por el homicidio.

María Laura García Belsunce, hermana mayor de María Marta, declaró ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro, a quien solicitó que Pachelo sea apartado de la sala porque le tenía «temor» luego de dos amenazas que recibió por parte, según ella, del principal acusado.

Se trata de la segunda testigo que solicitó que Pachelo no esté presente al momento de su declaración, tal como lo pidió Débora Luaces el pasado lunes.

La mayor de los hermanos García Belsunce, y particular damnificada de la causa, sostuvo que «este señor (por Pachelo)» le «tiró un plato de comida que tenía en el patio de comidas del (shopping) Paseo Alcorta».

«Esto es para Carlitos (Carrascosa), que se está cagando de hambre en la cárcel», recordó la mujer que le dijo Pachelo, mientras cenaba junto a su esposo.

María Laura sostuvo que no realizó la denuncia en este primer hecho, pero que sí se lo contó a su hermano Horacio y que no recordaba la fecha pero fue mientras Carrascosa estuvo detenido por el homicidio.

La mujer relató otro encuentro con Pachelo: «Estaba por (avenida) Callao, sale por la ventana del acompañante amenazándome de muerte. Ahí si lo denuncié».

La testigo lloró al momento que recordó ver a su hermana tendida en el suelo ya sin vida: «Me tiré arriba de ella y empecé a gritar», sostuvo, y añadió que le vio «un golpe en el pómulo y en la frente».

«Espero que se haga justicia por favor. Después de veinte años queremos intimidad y que lo metan preso. Que este tribunal haga justicia. Que Pachelo esté preso, pero por nosotros, no por los robos a los amigos», indicó.

Al retirarse la testigo, Pachelo pidió nuevamente a declarar sobre los dichos de los declarantes de la jornada.

Seguir Leyendo :
Sociedad
Más Leídas
Menú