MESA JUDICIAL BONAERENSE

Gestapo: tras la declaración de Conte Grand citarán al Congreso al ex ministro Villegas

El cuestionado procurador bonaerense negó participar del armado de causas durante la gestión de Vidal tal como aseguró Villegas en la reunión con empresarios de la construcción y agentes de la AFI.

Fuente: minutouno.com

El procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, sindicado de avalar las presuntas maniobras que se llevaron a cabo en la denominada «mesa judicial» bonaerense durante la gestión de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, se presentó este jueves a comparecer ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de Actividades de Inteligencia del Congreso.

Conte Grand es investigado por haber participado del armado de causas que impulsó el gobierno de Vidal contra dirigentes sindicales.

Tras su presentación Leopoldo Moreau y Rodolfo Tailhade aseguraron que en su declaración de Conte Grand no pudo despejar las dudas de los legisladores y que dejó muchos puntos sin responder o con respuestas muy «flojas de papeles».

Adelantaron además que citarán para el próximo miércoles al ex ministro de Trabajo bonaerense durante la gestión de Vidal, Marcelo Villegas, quien en la reunión con empresarios de la construcción y agentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) afirmó que ya contaba con el aval de Conte Grand y de una fiscal para el armado de causas contra dirigentes gremiales.

«Conte Grand negó las palabras de Villegas, así que uno de los dos miente, por eso vamos a convocar a Villegas para que venga a explicar qué es lo que dijo porque evidentemente uno de los dos está mintiendo», aseguró Moreau.

El diputado nacional del Frente de Todos también aseguró que Conte Grand no pudo explicar porqué tenía en su poder un teléfono celular de la AFI encriptado. «Conte Grand no debería tener tener ese tipo de elementos porque los fiscales de la provincia de Buenos Aires no tienen competencia federal. Pero además ni el procurador general de la Nación, ni ninguno de los procuradores de ninguna provincia tiene un celular encriptado de la AFI, sólo él, y no pudo explicar porqué tenía ese teléfono ni para qué», advirtió Tailhade.

Durante su declaración Conte Grand asumió como un error haberse reunido días atrás con el ex presidente Mauricio Macri, investigado por espionaje ilegal y aseguró que iniciará sumarios administrativos contra los fiscales que actuaron en connivencia con los servicios de Inteligencia.

«Muy tarde está abriendo estos sumarios porque hace mucho que se conocen estas irregularidades», puntualizó Moreau.

El escándalo comenzó a partir de una denuncia de la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, que presentó ante la justicia un video en el cual se registra una reunión celebrada en junio de 2017 en la sede porteña del Banco Provincia, donde funcionarios de la entonces gobernadora Vidal, agentes de inteligencia y empresarios de la construcción mantuvieron un encuentro en el que analizan la conformación de una mesa judicial para armar causas contra organizaciones sindicales.

En ese encuentro, donde también estuvo presente el intendente de La Plata, Julio Garro, el entonces ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Villegas, le manifestó a los presentes sus deseos de contar con «una Gestapo» -la policía política del régimen nazi- para perseguir a los gremios, y aseguró además que la Procuración -a cargo de Conte Grand- estaba al tanto de las maniobras que debían orquestarse desde esa mesa judicial para armar causas contra los dirigentes sindicales.

En base a una serie de testimonios, los integrantes de la Comisión Bicameral de Seguimiento de Actividades de Inteligencia del Congreso investigan si ese encuentro se concretó a pedido de la Gobernación que encabezaba Vidal.

Ayer declaró la ex funcionaria del Banco Provincia (Bapro) Emilia Jaime, quien admitió que a pedido del ex titular de esa entidad Juan Curuchet reservó la sala para la reunión de la «mesa judicial» de 2017.

Fuentes parlamentarias explicaron que Jaime dijo que se dedicaba, entre otras funciones como secretaria de Curuchet, a «mandar los mails para reservar los lugares para determinadas reuniones con lo cual confirmó la información que surgió de los mails donde pide por tres días la sala de multiuso en la cual se grabó esa reunión».

Los voceros señalaron la exfuncionaria dijo que solo «cumplía ordenes de Curuchet» y que solo estuvo en sus funciones en el Banco Provincia con ese funcionario ya que luego se retiró de la institución.

Jaime pidió la sala de reuniones como figura en los mails que tiene la subcomisión y que fueron entregados por las actuales autoridades del Banco Provincia.

Seguir Leyendo :
Actualidad
Más Leídas
Menú