ARQUITECTURA

Francis Kéré, proyectista burkinés, gana el Premio Pritzker de Arquitectura

Se convierte en el primer africano en recibir el premio más importante de arquitectura

FOTO: Erik-Jan Ouwerkerk

Diébédo Francis Kéré (Gando, Burkina Faso, 56 años) ha sido galardonado con el Premio Pritzke de Arquitectura 2022, sucediendo a Anne Lacaton y a Jean-Philippe Vassal. Es el primer arquitecto africano en recibir esta prestigiosa distinción.

 

Activista social y educador, trabaja en áreas que abundan en limitaciones y adversidades –Mozambique, Kenia, Uganda, Burkina Faso-, y busca, a través de construcciones contemporáneas y sostenibles, con medios locales, compartidas y colaborativas, dar un espaldarazo a comunidades enteras que persiguen un futuro más estable.

“A través de edificios que demuestran belleza, modestia, audacia e invención, y por la integridad de su arquitectura y gesto, Kéré defiende con gracia la misión de este premio”,  expresa el comunicado oficial del Pritzker.

 

Hijo primogénito del jefe de Gando, su pueblo natal en Burkina Faso, Kéré debía caminar 20 kilómetros al día para asistir a un colegio muy mal ventilado, construido con bloques de hormigón. No pudo olvidar jamás el calor que hacía en ese edificio. En 1985 viajó a Berlín con una beca de carpintería vocacional: durante el día aprendía a construir techos y muebles, y durante la noche asistía a clases en una escuela secundaria. Continuó sus estudios en Alemania hasta recibirse de arquitecto en 2004. Mientras tanto, se había convertido en promotor. Reunió dinero para levantar la Escuela Primaria de Gando –la cubierta, elevada sobre el muro, dejaría pasar el aire-; hombres y mujeres se dividieron las tareas de construcción. Hoy asisten a la institución alrededor de 700 alumnos.

 

“Crecí en una comunidad donde no había jardín de infantes, pero donde toda la comunidad era tu familia. Todo el mundo te cuidaba y todo el pueblo era tu patio de recreo. Mis días se trataban de asegurar comida y agua, pero también simplemente de estar juntos, hablar juntos, construir casas juntos. Recuerdo el cuarto donde mi abuela se sentaba y contaba historias con un poco de luz, mientras nos acurrucábamos uno al lado del otro y su voz dentro del cuarto nos envolvía, convocándonos a acercarnos y formar un lugar seguro. Este fue mi primer sentido de la arquitectura” relató Francis Kéré.

“Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No porque seas rico debes desperdiciar material. No porque seas pobre no puedes intentar crear calidad […] Todos merecen calidad, todos merecen lujo y todos merecen comodidad. Estamos interrelacionados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez son preocupaciones para todos nosotros” agregó.

 

Kéré forma parte de la Cátedra de Diseño Arquitectónico y de la Cátedra de Participación en la Technische Universität München. A su vez, es miembro honorario del Royal Architectural Institute of Canada y del American Institute of Architects, y miembro colegiado del Royal Institute of British Architects. Da clases en Harvard y en Yale.

Seguir Leyendo :
Cultura
Más Leídas
Menú