ZOONOSIS

Ferrero:“Que haya perros en la calle es una responsabilidad de todos”

El titular de la Dirección General de Zoonosis y Bromatología del Gobierno de Junín, Dr. Julio Ferrero, se expresó con respecto a esta problemática que genera inconvenientes con mordeduras a transeúntes y motociclistas por parte de caninos sueltos, y explicó que una de las principales causales de esto es la irresponsabilidad en la tenencia de los mismos por parte de los dueños de los mismos. “No existe el perro de la calle como tal, sino que todos tienen un dueño/a que no cumple con los deberes de manutención y crianza”.

Fuente: Juninnews
Julio Ferrero Dir. de Zoonosis y Bormatologia

El funcionario solicitó la colaboración y el compromiso por parte de los vecinos para no dejar tarros con alimento y agua en la vía pública para alimentar a los perros callejeros, sino que en todo caso se hagan cargo de los mismos, los adopten y cumplan con los requisitos necesarios que tal dependencia animal requiere.

Primeramente, el Dr. Ferrero manifestó: “Este tema en cuestión requiere de un doble análisis, por un lado, preguntarnos por qué están los perros en la calle y, por el otro, por qué muerden o molestan a los transeúntes o motociclistas que circulan sobre todo por la zona céntrica. Primeramente, es necesario afirmar que no existen los perros de la calle como tales, sino que todo canino tiene a su dueño o dueña, quienes en muchos casos no cumplen con la tenencia responsable de mascotas para evitar la procreación incontrolable de animales”.

“Alrededor de un 70% de esos perros que se encuentran en las calles son semi domiciliados, es decir, tienen un domicilio y pertenecen a alguien que les da de comer y le permite el ingreso en un determinado momento a su domicilio, y que luego durante el día por cuestiones laborales o molestias que puede generar el animal, los mismos terminan en la calle y deambulan en búsqueda de comida y agua, como así también otras hembras o machos si es que no están castrados”, dijo Ferrero y agregó: “Esta situación hace que se genere un estadio semi salvaje de estos perros, porque no tienen un control suficiente como para administrarse su circulación por la ciudad”.

Seguidamente, el funcionario expresó que “también están los perros indomiciliados que son de todos un poco y no son de nadie a la vez, con los que se juega un ratito, pero cuando se presenta algún problema como los mencionados, nadie se hace cargo; a ellos se les tira algún pedazo de pan, carne o se les permite que vayan a algún restaurant para comer alguna sobra. Estos perros son los menos problemáticos de todos porque son los que menos se reproducen, ya que están subalimentados y no llegan a una madurez como para criar familias grandes”.

Por otra parte, el médico veterinario detalló que “los perros domiciliados son los que más probabilidades tienen de estar preñados por su buena alimentación y cuidados, pero que son los más controlados de todos y los que menos nos preocupan. Caso contrario sucede con los semi domiciliados que son los que acompañan normalmente a sus dueños a distintos lugares como bancos, o al centro a hacer trámites y se encuentran con platos con comida y agua que les llaman la atención y registran esos lugares para la próxima vez que vuelvan”.

“En el caso de los ‘perros del centro’ sucede que vinieron a comer un día, dos, tres y al cuarto se quedaron comiendo allí porque están en libertad, por lo tanto, salen a la hora que quieren y vuelven cuando lo desean”, contó. En este sentido, Ferrero desaconsejó totalmente que los vecinos dejen platos con alimento o agua en las veredas: “Si quieren alimentarlos que los ingresen a sus domicilios con el trabajo y responsabilidad consiguiente, y adóptenlos, así se evita que queden en las calles y corran a las motos, muerdan y demás situaciones por el estilo”.

Asimismo, el director general remarcó que “hoy toda la comunidad cuenta con el servicio de castración y vacunación antirrábica gratuito por parte del Municipio, por lo cual tienen todo lo necesario para adoptar al perro y evitar que sufra en la calle”. Además, recordó que “existen ordenanzas municipales del año 2007 que no están en ejecución en la actualidad, donde se crea un registro de animales de compañía mediante un chip y una chapa con los datos necesarios como una especie de DNI del perro y sobre sus dueños; y otra de las ordenanzas indican que los perros no pueden circular libremente por las calles, sino con sus respectivos dueños y con un bozal en caso de que sean perros potencialmente peligrosos como lo dicta la normativa 6245”.

Ferrero también hizo mención a las charlas sobre Tenencia Responsable de Mascotas que el Municipio dicta en todas las escuelas: “Los niños son las personas que más proponen y aceptan estas cuestiones, y se las hacen llegar a sus padres. Ellos son los más conscientes de que, así como no se puede tirar un papel o cigarrillo por la ventana de un auto porque contamina el ambiente, tampoco se puede dejar libre a un perro en la calle porque es responsabilidad de todos”. Por último, opinó que “algunos están a favor de que los perros estén libres en las calles y otros no, así nunca nos vamos a poner de acuerdo, por lo que resulta imperioso reglamentar mediante normativa para todos y pasar a la etapa de control”.

Seguir Leyendo :
Locales
Más Leídas
Menú