El precio de vivir del otro lado

Escribe Mauro Héctor Fernandez, DNI 31516827.
Presidente de la Sociedad de Fomento del Barrio La Merced.

Hace 11 años que vivo en el Barrio La Merced. Es decir, para muchos juninenses, del otro lado de la Ruta 7. Para ser más específico, cruzándola, a una cuadra y media. Y por esta arbitraria razón, hace 11 años que cada vez que pido un mandado o delivery, me cobran un «extra». Una tarifa más cara, un recargo, por esta razón: los mandaderos tienen que cruzar la Ruta. Y, verdaderamente, hace 11 años que intento encontrar la lógica a esta discriminación tarifaria. Pero ni yo ni los vecinos que habitamos La Merced, Los Almendros y Güemes lo entendemos. Porque hay barrios de Junín que se encuentran a mayor distancia que los nuestros del Centro urbano y comercial de la Ciudad (todos sabemos que Junín creció mucho), pero, sin embargo, no se les aplica este «extra» en los envíos, que nos encarece cada mandado o delivery que pretendamos hacer.

Así como el Municipio ayudó a los comercios gastronómicos en plena pandemia haciéndose cargo del costo de los deliverys un día de la semana, esperamos que también se pueda analizar y tomar medidas ante esta discriminación histórica que sufrimos los vecinos que vivimos «del otro lado de la Ruta», a los que se nos cobra de más no por mayor distancia con los comercios (eso es fácilmente comprobable) sino por estar fuera del casco urbano por el trazado vial nacional, lo cual no nos parece una razón lógica para dicha sobreimposición tarifaria.

Seguir Leyendo :
Opinión
Más Leídas
Menú